Un argentino en el sur

por Sebastian Florindo Email

En la ruta 3 al sur, mas al sur no podría ir sino escuchando a Victor Heredia y reservando hasta siempre comandante para el faro del fin del mundo. Ahora estoy en el norte del Chubut pensando ¿qué cerca me queda la Quiaca? Me queda cerca simplemente porque estuve. Si señores soy yo, al que le negaron la bandera de ceremonia en la primaria, simplemente por ser distinto; soy yo el que se fugo de este país llamado Argentina por no sentirse respetado en su ser. Soy yo el mismo que no tuvo derecho a hablar por televisión por ser distinto... por pronunciar mal. En dos días habré estado en cada provincia de este inmenso país y no puedo entender, aquí, el hambre y la pobreza. Si soy sincero, estoy llorando mientras el sol patagónico pega en mis ojos. Hoy aun duele, aquel séptimo grado donde fui el ultimo para llevar la bandera de ceremonia. Creo que se que si miro el turismo Argentina es un país rico, hagamos una nación de valor agregado. Si veo los campos veo alimento, no tengamos hambre, si veo lagos y ríos, veo pureza, no la contaminemos, si veo ciudades veo creatividad, ingenio y desarrollo, no las hagamos miserables, si veo desiertos sabemos bien que son buenos para la salud de muchos, usémolos,si veo túneles veo cuando fuimos la vanguardia mundial en subterráneos, pero si miro el cielo pienso en Jorge Newbery y en lo que significo para el mundo. Quiero que cumplamos con la Constitución y abramos las puertas a los inmigrantes, no como decía Sarmiento, sino a Todos, acá se puede acobijar a mucha gente. Esta netbook donde escribo, podría haber sido hecha en Tierra del Fuego y con la misma calidad, hagámoslo, es nuestra obligación. Tenemos el tren de las nubes y el del fin del mundo ¿no podemos tener a todo el país conectado? Veo por la ventana kilómetros y kilómetros vacíos, somos 44 millones, pero podríamos ser cientos de millones, Y viviendo bien, haciendo autos en Rosario, aviones en Córdoba, barcos en La Plata, acero en Puerto Madryn y Campana, educación y cultura en Salta y Tucumán, medicina e investigación en Jujuy, energía pura eolica en La Pampa, El Chubut y Santa Cruz. Tenemos uvas para hacer buenos vinos en San Juan y Mendoza, música en todos lados, comidas que son admiradas en todo el mundo. Si se hizo el cablecarril mas largo del mundo en Chilecito ¿por qué no hay turismo internacional? La minería debería ser con respeto al medio ambiente, tenemos de sobra para eliminar la pobreza. Y que no me vengan con el cuento de la deuda externa. Es fácil pagarla ¿acaso lo dudan?
Cuanto que decir carnavales en Humahuaca, Corrientes y Gualeguaychú, empanadas en Salta y Tucumán, alfajores en Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Santa Fe, pesca en Entre Ríos, enseñanza de comercio internacional en Formosa, lugares para tratar el asma en Córdoba San Luis y La Rioja. Pesca y energía hidroeléctrica en El Neuquen, carbón en Santa Cruz, curación por baños termales en Santiago del Estero y Entre Ríos, petróleo en El Chubut y Santa Cruz, gas en El Neuquen. Madereria sustentable en El Chaco, aca hubo gigantes ferroviarios para estaban a la vanguardia el mundo en Tolosa, Junin Ferreira, Tafi Viejo, Chascomus...proveían a todo Sudamérica, lo hicimos, lo podemos hacer. Acá se hicieron médicos como Rene Favaloro, ingenieros, físicos, químicos, filósofos que alguna vez asombraron al mundo, arqueólogos como Florentino Ameghino, pensadores como Alejandro Korn.
Pero no todo es bueno, nos pesa haber alojado nazis, despreciado a los pueblos originarios y a nuestros vecinos, nos pesan las luchas internas, las masacres, los desaparecidos, la justicia ausente, los políticos corruptos, los sindicalistas enriquecidos, ,los empresarios rentistas y no innovadores, los profesionales que solo lucran con un pw
pergamino y no lo honran.

Todo esto es la tierra austral llamada Argentina ¿lo sabia? Usted es parte de la decisión sobre el futuro.
Desde la patagonia, Sebastián Florindo. Una persona que muchas veces se sintió negado en su tierra.

Finalizado 7 am

Asociación libre de ideas

por Sebastian Florindo Email

Hablando de papeleras recién vengo del levantantamiento del corte de arrollo verde, Gualeguaychú, previamente, amanecí en Basavilbaso, o Basso, para los amigos;

anduve un poco en tren, unos trechos en micros ¿y porque no? En autos también. Todo en 24 horas, y, mi cuerpo, ya destruido, pretende captar la ultima bocanada de cordura ¿o acaso he llegado tarde? ¿Es que acaso la vida vale menos que el placer y el ocio? Sin dudas que es así ¿sino como explicar los deportes de riesgo? ¿O las drogas? Ya no soy yo el que escribe, sino la simple sombra de una sociedad desintegrada, donde el único resquicio de integración, es la dominación que nos viene desde arriba.
¡Pero ojo! Yankis, ustedes no son impunes, lo aprendieron de la manera cruel. Desde de la debacle de las bolsas de 2008 ¿empezaremos a ver camisetas del Che en Wall Street?

Después de la catástrofe de la British pretrolium aprendieron que la ecología no es cuestión de sudacas anarquistas o de holandeses fumados, la ecología es vuestra preocupación hoy, la militancia social dejo de ser patrimonio del tercer mundo, porque hoy, con nuestras vacas enflaquecidas, el poder no duda en succionarlos a ustedes, el poder no dudo en pedirle a los contribuyentes del Bronx hacer un esfuerzo para salvar a los usureros del capitalismo global, los mismos que no dudaron en dejarlos en la calle.

Sobre la perversión de una imagen

por Sebastian Florindo Email

Sobre la perversión de una imagen

He estado recorriendo el “FACE” en búsqueda de algo que siempre me llamó la atención y lo encontrado solo refuerza mi hipótesis: a las personas con discapacidad se las utiliza para expiar culpas. En diversos grupos que tratan sobre estas personas cosificadas se muestran fotos. ¿Por qué la felicidad aparece en cada imagen? Como queriendo mostrar una felicidad que no es.
¿Acaso no existen personas con síndrome de Dawn tristes? Pareciera que no las hay y haciendo un análisis se puede llegar a decir que las personas con este síndrome no son personas.

Las personas con distintas discapacidades suelen ser cosificadas en un proceso que comienza por la negación de sus diversas facetas afectivas (se las muestra siempre felices como estado único) para luego ser “cosas” sujetas a las decisiones de terceros. Esto no termina aquí ya que las personas con distintas discapacidades, especialmente cuando la discapacidad es mental, dejan de ser sujetos de derecho para ser objetos de derechos en una situación que requiere que la demanda por sus derechos sea impuesta por una tercera persona. El proceso eleccionario también las excluye por que se dice que no tienen la capacidad para elegir, discernir, sin tener en cuenta que en cada elección el menú de ofertas es tan limitado a una persona con discapacidad mental como lo es para una persona con capacidad mental promedio o un superdotado. ¿Por que una persona promedio tiene

derecho a votar a un mal candidato y una persona con discapacidad no lo tiene?
La persona con discapacidad mental no cuenta con derechos políticos, los derechos legales requieren de tercera persona. Estas personas parece que ni siquiera tienen derecho a mostrarse tristes o enojados y las fotos que los muestran siempre los muestran felices. Esto es la perversión de una imagen.

Sebastian Florindo
26 de septiembre de 2009

<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 ... 20 >>