Elecciones 2009

por Sebastian Florindo Email

Elecciones 2009

Se habla mucho de candidaturas testimoniales como las de Daniel Scioli o Sergio Massa, de la renuncia de Felipe Sola a su banca para presentarse de nuevo, o la renuncia de Gabriela Michetti a la vicejefatura de gobierno ser candidata. Unos defienden que lo hacen para legitimar o relegitimar el modelo (Scioli-Massa), otros dicen que lo hacen, como Felipe Sola para relegitimar su lugar en el congreso nacional en su nuevo rol de opositor. Michetti usa la justificación de que la Ciudad Autonoma de Buenos Aires necesita una voz en el Congreso Nacional que la represente. Elisa Carrio en un gesto de “grandeza” cede el puesto de cabeza de lista para dar lugar a gente joven y “que se haga conocida”, y sale a hacer campaña nacional. Desde que estas ideas empezaron a circular por los medios me hice varias preguntas que planeo desarrollar en este espacio.

¿Tienen algo en común estos casos? ¿Qué cosas?

Sin duda tienen cosas en común, son personas conocidas que le dan visibilidad a sus listas. Estas personas, con sus apariciones mediáticas tratan de que candidatos menos conocidos estando abajo en la lista, accedan a sus lugares (con la excepción de Carrio), ya que el lugar institucional está asegurado por la previa pertenencia. Sola no necesitaba ganar su banca, ya la tenia, Carrio es lo mas posible que entre, tanto si encabeza la lista o si va tercera, Massa, asuma o siga como Jefe de Gabinete seguirá teniendo un rol institucional en el gobierno

1) Son personas conocidas que le dan visibilidad a sus listas
2) Tienen una participación institucional casi asegurada
3) Derivado del punto anterior, se puede decir que no compiten por espacios de poder
4) Esto es claramente lo opuesto al “que se vayan todos” proclamado por la ciudadanía en 2001

¿Qué beneficios obtienen?

A mi entender el beneficio no debe ser buscado tanto en la política sino en la economía. Gran parte de los gastos de campaña son los destinados a publicidad y una parte de esos puede ser ahorrada con notas periodísticas que les da el espacio de aire gratuito, no hay dudas de que genera mas espacio de aire Elisa Cario que Prat Gay, de hecho aun siendo tercera en la lista aparece mas en programas que su cabeza de lista. Elisa Carrio siendo tercera se permite recorrer el país, ganando espacio de aire en cada lugar que va ahorrando recursos económicos, sin ceder espacio de poder y promocionando sus candidatos locales. Es mas probable que los medios quieran darle una nota al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires o a la ex Vicejefa de Gobierno porteño que a alguien menos conocido. El beneficio económico es claro, en este sentido es claro el ahorro publicitario que se genera con la candidatura de Ricardo Alfonsin, que con el fallecimiento del padre cobro relevancia mediática. ¿Quién lo conocía a él para que sea un candidato tan fuerte?

Otro beneficio se puede ver desde la óptica del poder, ya no formal sino simbólico, ya que el espacio formal estaría asegurado. Entonces la pregunta que surge naturalmente seria ¿ como juega el poder simbólico ?, en una elección natural el candidato que no es líder del espacio sigue la línea “oficial” del discurso electoral, pero siempre ocurre que los diferentes oradores introducen un matiz personal que genera cierta divergencia que muchas veces termina en la escisión partidaria, siendo los referentes los mismos candidatos, se evita la disgregación de los bloques, ya que alguien que nunca se le dio la posibilidad de ser conocido, se le hace muy difícil formar un espacio propio y que este no sea mas que marginal, por lo tanto esta elección genera una cooptación simbólica mas allá del día de las elecciones.

¿ Quienes son los perjudicados ?

Como en muchas cuestiones sociales y económicas existe una suma cero entre las diferentes alternativas, al menos en el corto plazo, si en el punto anterior quedo demostrado que había ganadores, ¿ quienes son los perdedores ? en los medios de comunicación nos quieren hacer creer que el pueblo es el que pierde, pero esto es solo una pare de la realidad, los que realmente pierden son aquellos políticos o aspirantes a políticos que quieren insertarse en este ámbito o los que quieren ascender de su posición actual, ¿Qué voz tendrá un militante peronista de La Matanza cuando el mismísimo gobernador es candidato? sin dudas muy pocas, esto parece similar en lo que en economía se denuncia como proceso de acumulación de la concentración de la riqueza, donde en economía unos pocos concentran la riqueza, en este escenario político, lo que se concentra es espacio de aire, afiches, etc.

Un último punto que me gustaría señalar es que pasa con las ideas. Esta estrategia electoral permite una economización de ideas y la exclusión de círculos intelectuales del ámbito político. Esta falta de ideas que se ve, a mi entender es totalmente coherente con este tipo de candidaturas donde los candidatos se limitan a decir, usted me conoce sin ningún tipo de propuesta o planes, también da a otros la posibilidad de decir, no los vote usted ya los conoce, todos están inmersos en la misma lógica y los programas de periodismo político se encuentran con que es una de sus elecciones mas aburridas para cubrir.

Sebastian Florindo

15 de junio de 2009

Mirada en los limites de Fuerte Apache

por Sebastian Florindo Email

Mirada en los limites de Fuerte Apache

Quería compartir una experiencia que tuve hoy. Pase por el borde del barrio Ejercito de los Andes, mas conocido como Fuerte Apache. Esta vez no me baje del colectivo sino que seguí de largo hasta el Hospital Posadas. A la vuelta ya era muy tarde para caminar por el Fuerte. Lo que vi en el fugaz paso del colectivo me impacto y, quizá por el hecho de conocer distintos barrios de monoblocks y considerados peligrosos, me dejo pensando.

Vi varias barras, patotas, grupos de jóvenes con actitud desafiante, respire un aire “denso” a pocos metros gendarmería custodiando el complejo, con sus armas que también es una especie de actitud desafiante. Los unos como sabiendo que no deben salir de ahí, los otros como sabiendo que no deben entrar ahí, ambos expectantes.

Reflexiono ¿Qué es lo que hace que ese barrio sea considerado inseguro? Quizá la violencia, quizá la ausencia del estado, quizá el desempleo crónico. Pero lo mas seguro es que todas estas cosas se combinen en un coctel explosivo. Seguramente el desempleo crónico haga que los jóvenes tengan tiempo libre para tomar una cerveza; quizá el uso de drogas haga que los empleadores no quieran contratar a los habitantes de este barrio. Quizá la injusticia que viven los niños desde que nacen se transforme en resentimiento y el resentimiento en violencia ¿Quién contrataría a alguien que presume violento? Y el circulo vicioso se retroalimenta.

El estado podría ser el actor que rompa este circulo vicioso, dando educación, creando condiciones laborales para que este circulo vicioso se transforme en virtuoso. Pero el estado decide poner a la gendarmería en los limites del barrio, creando un simbolismo que refuerza la percepción de violencia de los de afuera y dejando, para no contradecir la lógica de pensamiento, que adentro, la violencia se retroalimente.

Sebastian Florindo

El argentino promedio no esta en contra del delito

por Sebastian Florindo Email

El argentino promedio no esta en contra del delito

El Argentino promedio no esta en contra del delito, esta frase, chocante de por si, pretende introducirnos en una meditación. Como puntos aclaratorios diré que cuando me refiero al “argentino” hablo de la mayoría de la población y por delito tomare a toda la violación de las normas.

Hoy esta muy de moda, impulsado por los medios masivos de comunicación, hablar de imputabilidad de menores y penas mas duras, llegando incluso al pedido de pena de muerte.

En una situación habitual en la Metrópoli de Buenos Aires podemos analizar un caso testigo, del cual se puede extraer una lógica que se repite en otros ámbitos.

Un colectivo va con exceso de velocidad, sin detenerse donde los pasajeros desean subir. En general esta violación de las normas genera que los pasajeros varados insulten o hagan gestos, y dada la oportunidad (Por ejemplo que el colectivo sea detenido por un semáforo o por el trafico), llegar hasta el medio de transporte y golpear la puerta, a veces con violencia; en este caso es claro que las victimas que quedan varadas reaccionan.

Del colectivero infractor, siendo alguien que no acata las normas, no se puede esperar mucho, las autoridades de transito suelen estar ausentes o en caso de que estén suelen mirar para otro lado, estas cosas se han dicho mucho, pero se puede ir mas allá. ¿Qué pasa con los pasajeros que están en el medio de transporte? Cualquiera sabe que los pasajeros, en general, no solo no alzan la voz en señal de protesta, sino que suelen quedar complacidos por que llegaran a destino más rápidamente. Hasta acá parece claro que lo que importa para pasar a la acción es ser victima y no que se viole la norma.

Este argumento de que al argentino no le molesta el delito sino ser la víctima, se podría objetar diciendo que en las marchas por pedido se seguridad hay mucha gente, que sin ser victima, participa. Esto me parece que no es tan así, ya que la persona que acompaña, generalmente se siente victima por un sentimiento de empatía. La muy oída frase “a cualquiera le puede tocar” no hace mas que confirmar que uno “salta” solo cuando se siente víctima y si no prefiere no meterse, y una sociedad funciona bien, solo en marcos de solidaridad y respeto, cuando un individuo se preocupa hasta por lo no puede afectar. Este no meterse muchas veces implica una complicidad por omisión y no seria complicidad en el caso de que alzar la voz imponga un gran riesgo para la persona.

Ahora veamos, somos cómplices por omisión, y no solo eso, sino que nos solemos sentir reconfortados cuando de la violación a la norma obtenemos un beneficio (Cuando el colectivo no le para a los demás llegamos más rápido). Este es el problema social con el delito, a mi entender. Porque es entendible que los delincuentes delincan, eso los define como tales, pero si hay 30.000.000 de cómplices, aunque sea por omisión, en el país (excluyo a los menores por su imputabilidad) el tema se complica.

El artículo 108 del código penal argentino dice:

Art.108.- Será reprimido con multa de $ 750 a $ 12.500, el que encontrando perdido o desamparado a un menor de diez años o a una persona herida o inválida o amenazada de un peligro cualquiera, omitiere prestarle el auxilio necesario, cuando pudiere hacerlo sin riesgo personal o no diere aviso inmediatamente a la autoridad.
(texto originario con la modificación dispuesta por la ley 24286 en cuanto al monto de la multa).”

Este articulo refuerza la idea de que el delito esta mucho mas extendido de lo que pretendemos. ¿Cuánta gente circula por Retiro a Constitución? ¿Cuántos prestan auxilio a los niños de la calle? Parecería que para la gente “de bien” hay “no delitos”, que son los que no los afectan ni directamente ni empáticamente y delitos malos, que son los que les puede suceder. Así creo que no se puede combatir la criminalidad, porque simplemente toda la sociedad esta inserta en el sistema criminal y ayuda a su reproducción.

Sebastian Florindo

26 de abril de 2009

<< 1 ... 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 ... 20 >>